Google+ Followers

miércoles, 26 de octubre de 2016

El amor

                                                    
                                               


Hilaridad en la rosa de mi pelo 
Al viento, pétalos 
Estribos de luz 
Que acunan sentires
Y tú cobijas
Como puerto libre
Fantasías, amores
En cada encuentro.

Sin perjurio
Exquisito bocado tu cuerpo
Develando secretos
Luna cómplice
Vistiendo de seda
En azul desvelo.

El amor…
Sólo una mirada
Sin gestos, sin palabras
Peregrinando
En los pliegues
De noches ufanas.

Acendrado beso
En las rías que mojan
Las pequeñas lenguas
De las mariposas.

….Y sobre el color de mis manzanas
La felicidad corona
La fina letra de tus serenatas...





Rita Mercedes Chio

HAMBRE

                                                                       

Conocéis el hambre?
El que es frío
Como un amanecer siberiano
Carcomiendo vuestro cuerpo
Por dentro,
El vientre, los muslos, las manos.

El que baja de la indiferencia
Azotando sordo, miserable
Ojos que ruegan piedad
Sin rostro, ni responsables.

Conocéis el hambre?
El que quema
El que cae de nuestras miserias
A la vera de tantas vidas
Cazando hilos de quimeras
Madejas plenas de sonrisas.

El que paraliza al indefenso
El que anida en la incordura
De los mal llamados humanos
Osando hablar de premuras
Las manos vacías de un niño
Sobre algunas migajas sucias. 



Rita Mercedes Chio
Derechos reservados
Argentina


miércoles, 5 de octubre de 2016

Huelga de luna


Visto y considerando que
Hacéis uso indiscriminado
De mis luces y sombras
Todos, poetas y enamorados
Promesas, juramentos
Caricias vanas, besos robados
Se cargan sobre mi espalda
Sueños de amores quebrados
No recordaré más palabras
Que a la verdad, hayan faltado


Y a lo que digan en mi nombre,
Mantendré ajenos mis oídos
El amor no es solo palabras
Seguidas de penas y olvidos.
(La luna)






Rita Mercedes Chio

Tarde de domingo


Con la serenidad
de una pluma cayendo,
el pestañear de un anciano,                               

asomado en la ventana,
la tormenta alejándose
detrás de mis colores.

La tarde de domingo
arma sus maletas, cansada
caracol que agoniza
de cara a una breve noche
llevándose consigo,
el sabor del desencuentro
el beso de dos ángeles
la caricia más postergada.





Rita Mercedes Chio